Ir al contenido principal

¡Nos casamos!



Bueno, éste blog empezó siendo un espacio de mi propia feminidad, donde compartir mis vivencias como mujer que ama a otra mujer, con tintes feministas y subiditos de tono... pero me alegra mucho anunciar que ¡Nos casamos! Por lo civil y con traje ñoño (por lo menos yo). Puede que sea la locura de mi vida, pero bendita locura.

Hace dos días salí del armario con mis padres... aún no he escrito la historia de todo ello, prometo compartir esto también con vosotros. Prometo que os reireis conmigo de la situación. Pero hoy no quepo en mi de felicidad y no puedo para de mirar vestidos y demás...

Comentarios

  1. Luego dice que no le hace ilusión.... :D

    ResponderEliminar
  2. Felicidades!!! Podemos ir a mirar vestiditos? Porfi porfi porfi!

    ResponderEliminar
  3. Enhorabuena chicas!!
    Queremos fotos, conste ^^

    ResponderEliminar
  4. Ummm, sí, bueno, ya veo que me has pillado mirando vestiditos ñoños .

    Vorrtx: gracias ^^ iremos informando.

    Liz: Claro, vamos a hacer todas esas tonterías y más xDDDD.

    Sombra: Gracias, y sí, pondré fotos, si me deja la otra implicada.

    ResponderEliminar
  5. Muchas felicidades....
    No tenemos mucha relación, pero me gusta mucho leer tus blos...
    Me alegro mucho por ambas, de verdad.

    ResponderEliminar
  6. Mi enhorabuena y felicidades parejita, si veniis a las proximas fiesta os podeis casar ademas por el rito carthaginés como yo lo hice, adeuu

    ResponderEliminar
  7. ...¿cómo no me había enterado aún?

    Felicidades cielo!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¿quieres una manzana? cuéntame, ¿de qué color la quieres?

Entradas populares de este blog

Encaje de bolillos: de cómo dos mujeres hacen costura en la cama

El otro día vino Paco a casa. Nuestro buen amigo es bisexual pero está más inclinado hacia los hombres. Bien. Pues mi novia y yo estábamos cenando con él y uno de sus ligues. Chico, también. Él vino y la cena nos llevaron a hablar de sexo. ¿Cómo no? mientras nuestro buen amigo Paco nos hablaba de su última sesión amatoria: nos explicó a mi y a mi chica que practicó sexo oral y demás caricias con el chico, porque ambos eran activos, pero no llegaron a tener "sexo". Mi novia me mira con cara de póker. Yo la miro a ella con cara de circunstancias. Nos ponemos serias.

"¿Qué entiendes tú por "sexo", exactamente, Paco?" pregunta ella con cierta sorpresa.
"Bueno, ya sabes, si no hay penetración..." se explica Paco.
"Claro, cariño y... ¿tú y yo qué hacemos en la cama, entonces?" digo en voz alta.
"Desde mi punto de vista, sexo, no es" sentencia Paco.
"¡Claro, claro, amor, tú yo hacemos encaje de bolillos!"
"Sí, sí, todas y c…

No más homofobia

Ésta mañana, navegando por el face, mi mujer y yo nos encontramos un vídeo que ha hecho que se nos saltaran las lágrimas.
No son pocas las veces que una pareja se siente discriminada. Y partiendo de ésto, he intentado hacer un pequeño experimento cuando viajamos y alquilamos una habitación de hotel o hostal. Me acerco a recepción y les recuerdo que habíamos reservado una habitación de matrimonio porque no soporto que se lleguen a conclusiones como "no, no, chicas, dos camas separadas". Y como no es la primera vez que nos pasa que por no decir nada nos toca aguantar juntar las camas y dormir de forma incómoda, siempre lo hago así. Las caras que hemos encontrado han sido diversas. Y generalmente no me importa el país dónde estemos (de acuerdo, nunca hemos viajado a lugares declarados como homófobos), siempre hago la misma broma.
Vimos éste vídeo juntas, que el cuál he compartido abajo y nos sentimos orgullosas del cambio social que ha dado nuestro país. Es extraño ver las cos…

Orgullosos

Todos hemos tenido emociones eonctradas con el día del orgullo gay. Hace unos años, cuando se aprobó la unión de parejas del mismo género en España sentí que el país estaba dando un paso de gigante hacia delante. Nunca fui fan del orgullo, creo que mucha gente tenía en la cabeza cabalgatas de plumas y cuero.
El momento en el que me declaraba abiertamente bisexual y era como decir ser heterosexual con un porcentaje oculto que "ya se me pasaría cuando encontrara al hombre correcto". Cuando dije que estaba con una mujer, que era mi pareja y que la cosa iba en serio... amigos y familia se echaron las manos a la cabeza con miedo. Vinieron años de rechazo, de sentir el vacío de personas que supuestamente me querían y un largo y tortuoso etcétera. Cuando la unión civil entre parejas del mismo sexo se aprobó, yo me alegré y guardé el recorte de prensa, inclusive aunque el tema ni siquera rozara a mi fantástica vida heterosexual.
Estuve en el orgullo en Madrid hace unos años y aunqu…